Minas y Minerales de Almería

LA EDAD DEL HIERRO

La metalurgia del hierro se llama siderurgia.

A principios del siglo XX comenzó a extraerse mineral de hierro en Almería (siderita, limonita, hematites), extracción que duró hasta más de la mitad del siglo pasado. En las fotos puede verse limonita, óxido de hierro de textura algo terrosa, y por lo tanto fácil de extraer, y goethita irisada, un óxido de hierro que a veces toma bonitos colores:


limonita goethita irisada

Generalmente, si el mineral de hierro no era un óxido, se calcinaba (se calentaba en hornos, sin llegar a fundir). Con esto se conseguía oxidar el mineral. Como el óxido de hierro tiene una mayor riqueza en este metal, así salía más barato su transporte. El mineral de hierro no se pagaba tan bien como el de plomo, y era conveniente abaratar el transporte. Con este objeto se construyeron numerosas infraestructuras:



Cable Ingles de Almeria

En Almería hubo numerosas minas de hierro, en distintos lugares, como:

SIERRA ALMAGRERA

Muy cerca de la Sierra Almagrera, en Pilar de Jaravía, hubo varias minas de hierro. En la siguiente foto puede observarse el castillete de una de ellas, llamada Mina Rica.

Castillete de Mina Ricaanimacion extraccion


El castillete es una estructura en la que se aloja la maquinaria para subir y bajar la jaula con personas y minerales a la mina.

Dibujo de Castillete


El mineral que se extraía aquí era la siderita. Ya se han perdido las instalaciones donde se trituraba y se separaba la mena de la ganga. Sin embargo, muy cerca de esta mina se encuentran dos hornos de calcinación. El mineral se llevaba en vagonetas hasta la parte superior de los mismos, a través de pasarelas metálicas. Aunque ya no están las pasarelas, todavía pueden verse las muescas en la parte superior de los hornos donde encajaban.

Hornos de calcinacion de Pilar de Jaraviaanimacion fundicion


Al pie de Sierra Almagrera se encontraba uno de estos cargaderos de mineral, del que ya sólo quedan los restos del depósito donde se almacenaba el mineral y los apoyos del cargadero dentro del mar:

Ruinas del Cargadero de Cala de las Conchas


No muy lejos de este lugar se encuentra un poblado minero, llamado El Arteal. Aquí vivían los mineros con sus familias:

Poblado minero El Arteal


Junto a este poblado había numerosas minas, y también instalaciones para triturar el mineral y separar la mena de la ganga, así como algún horno:

Horno de calcinacionanimacion fundicion


Arriba



SIERRA ALHAMILLA

En el pueblo de Lucainena de las Torres hubo también numerosas minas de hierro que se explotaron a finales del siglo XIX y principios del XX. Al principio fueron a cielo abierto. Las explotaciones "El Visto", "La Gracia" y "Manuela" están señaladas con flechas en la foto:

Minas a cielo abierto en Lucainenaanimacion extraccion


Se tendieron raíles por la sierra, por los que circulaba el mineral en vagonetas. Los grandes desniveles se salvaban mediante planos inclinados. Por ellos bajaban las vagonetas con mineral, y subían otras vacías, o con madera para las minas. Un cable tiraba de las vagonetas ascendentes. Del cable, a su vez, tiraba o bien un motor situado en un castillete, o bien las propias vagonetas que bajaban cargadas de mineral.

plano inclinado en Lucainena


Se construyeron hornos de calcinación, donde se calentaba la mena para obtener óxido de hierro, como paso previo a la obtención del hierro metálico.

Bateria de hornos de calcinacion en Lucainenaanimacion fundicion


Uno de estos hornos ha sido recientemente restaurado, dándole el aspecto que tuvo originalmente:

hornos de calcinación en Lucainena


Una central eléctrica proporcionaba la energía necesaria a las instalaciones:

Ruinas en Lucainena


De Lucainena partía un ferrocarril minero que llevaba el óxido de hierro hasta un cargadero que había en la playa de Agua Amarga:

Dique del ferrocarril en Lucainena


Los finales de vía en Agua Amarga estaban situados sobre unas tolvas en las que se descargaba el mineral:

Cama de antiguas vias de ferrocarril, llena de restos de mineral, en Agua Amarga


Desde estas tolvas, otras vagonetas, movidas a fuerza de brazos, llevaban el mineral a través del cargadero, hoy ya inexistente, hasta los barcos que lo transportarían a Inglaterra:

Recreacion del cargadero de Agua Amarga


En la falda norte de Sierra Alhamilla, en las inmediaciones del pico Colativí, se explotaron varias minas de hierro a principios del siglo XX. En un principio el mineral se subía, mediante vías mineras y planos inclinados, hasta las inmediaciones del Colativí, de donde partía un cable minero que bajaba el mineral hasta un cargadero en la playa.

Posteriormente el cable se desmontó y volvió a instalarse en la parte baja de la ladera norte de la sierra; de esta manera el mineral ahora se bajaba hasta la nueva estación de partida del cable. Desde allí se llevaba hasta Lucainena de las Torres, donde se cargaba en el ferrocarril minero para transportarlo hasta el cargadero de Aguamarga.

Todo ello puede observarse en este plano:

Más información en este enlace

Arriba



SIERRA DE LOS FILABRES

En la Sierra de los Filabres hubo numerosas minas de hierro, que se explotaron desde finales del siglo XIX hasta finales de la década de 1960:

Bocaminas en Las Menasanimacion extraccion


El mineral se transportaba mediante una línea férrea y numerosos cables mineros hasta la estación de Serón

Puente del antiguo ferrocarril en Las Menas


Había un poblado minero llamado Las Menas. Aquí puede verse una de las numerosas casas de los mineros.

Casa del poblado minero de Las Menas


El poblado contaba con una pequeña ermita, bajo la advocación de Santa Bárbara, la patrona de los mineros:

Ermita de Las Menas


Sin duda, la casa más lujosa del poblado era la del gerente de la explotación:

Casa del gerente de Las Menas


Arriba



BÉDAR

Bédar fue el primer lugar de Almería donde se extrajo hierro. La explotación se llevó entre finales del siglo XIX y principios del XX. La principal mena de hierro eran los hematites, u óxidos de hierro:

hematites

Durante un tiempo funcionó un alto horno en la cercana localidad de Garrucha, que no tuvo éxito debido a su mala gestión.

La mayor dificultad para explotar estos minerales era el transporte desde la escarpada sierra hasta Garrucha, en la costa, donde eran embarcados.

Para solventar este problema se construyó un cable aéreo en los años 80 del siglo XIX. En la foto se observan los restos de la estación de partida, cerca de Bédar, con su tolva para cargar las vagonetas

estación de partida del cable Bédar Garrucha en Serena

Esta otra imagen es una recreación de un vagoneta partiendo de la estación.

vagoneta partiendo de la estación de San Manuel

A esta estación, situada en los terrenos de la concesión San Manuel, llegaban los minerales de distintas minas, como esta del Hoyo Júpiter:

Hoyo Júpiterextracción

Se transportaban hasta allí mediante cables secundarios, planos inclinados, y una vía minera, llamada vía Vulcano, que iba recogiendo el mineral de las minas que había a su paso. Éste se almacenaba en tolvas construidas a pie de vía, y se descargaba en las vagonetas a través de piqueras como la de la fotografía.

piquera en tolva de la vía Vulcano

La vía Vulcano recorría un terreno muy escarpado, por lo que se construyeron varios túneles, el último de los cuales atravesaba las labores de la concesión San Manuel, junto a la estación del cable.

vía Vulcano

Arriba

Poco después se construyó un ferrocarril que, paralelamente al cable, transportaba el mineral desde Bédar hasta el embarcadero de Garrucha. La estación de partida se llamaba Tres Amigos. En la imagen pueden verse los restos de la misma, y una recreación de las vías.

estación de Tres Amigos

Sobre el túnel están las tolvas, que almacenaban el mineral para posteriormente cargarlo en vagonetas a través de las piqueras.

Estas tolvas eran servidas por otro pequeño ferrocarril minero, que atravesaba parte de la sierra recogiendo el mineral de varias minas. Hubo que construir un túnel de 200 metros, el túnel del Servalico.

túnel del Servalico

Al inicio de esta línea secundaria había un pequeño depósito, para la locomotora que hacía el servicio en la misma.

depósito de locomotoras

La separación de mena y ganga


La forma más sencilla para separar la mena de la ganga es la separación por métodos gravimétricos, que se basa en la diferencia de densidad entre mena y ganga. También fue muy común un método llamado flotación. Una vez triturados los minerales se echaban en recipientes con agua y espuma. Cuando se removía, las partículas de la ganga, que eran más ligeras, quedaban adheridas a la espuma, mientras que la mena, más pesada, quedaba en el fondo del recipiente.

Arriba



DPTO. DE TECNOLOGÍA - I.E.S. EL PARADOR

info@tecnoparador.es

Esta web utiliza cookies de terceros con fines estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Política de cookies +